Prueba Bicromática

Prueba refractiva subjetiva para determinar (ajustar) la potencia esférica del paciente, después de haber hecho la retinoscopía. Se hace de forma monocular, ocluyendo el ojo contrario a revisar. En el foróptero, se ocluye un ojo girando el indicador a OC.

Existen dos métodos para llevar a cabo esta prueba:

  1. Método de graduación obtenida en retinoscopía

  2. Método del Dr. Medel del Politécnico (Método Virginia Rivas)

En ambos métodos, lo primero que se debe hacer:

  • Pedir al paciente que vea la cartilla con el filtro rojo-verde
    Y enfoque su vista en un renglón con agudeza visual cómoda. Puede ser 20/100, 20/70, 20/50, etc.

  • Preguntar, ¿Vé el fondo de colores?
    Es necesario que el paciente pueda distinguir los colores.

  • Preguntar, ¿Qué colores ve?
    A veces el paciente no ve rojo y verde, si tiene diabetes los puede ver naranja y azul o amarillo y zul. Si tiene cataratas puede ser un color no exactamente rojo y azul. Es necesario de este momento en adelante referirse a los colores de acuerdo a cómo los ve el paciente. No se debe decirle que los colores son rojo y verde o que debe de verlos rojo y verde. Simplemente se debe preguntar y tomar como hecho.

  • Preguntar, ¿De qué lado se ven las letras más nítidas (con más claridad, brillantes, negras, intensas, etc)?
    Si ve más claro del lado rojo, se van a agregar esferas negativas (restar esferas, quitar esferas, ranita hacia la izquierda, etc), y si vé más claro del lado verde, se agregan positivas (sumar esferas, poner esferas, ranita hacia la derecha, etc). Según el método va a ser el valor a agregar.

Método de graduación obtenida en retinoscopía

Después de haber obtenido la graduación adecuada y restado la distancia de trabajo, ajustar el foróptero en cada ojo a esta graduación. Ocluir después el ojo izquierdo para empezar a ajustar poder esférico del derecho.

Preguntar al paciente en qué ojo ve más claras las letras. Si vé mejor en el rojo, agregar 0.25 (+0.25), o si ve mejor en le verde, quitar 0.25 (-0.25). Repetir este procedimiento hasta que las letras de ambos lados se vean con la misma intensidad.

Método Virginia Rivas, et al.

Sin quitar la distancia de trabajo, quitar 1.00 (restar 1 dioptría) a la graduación obtenida en la retinoscopía. Si la retinoscopía fue hecha correctamente, debe el paciente ver mejor en el rojo. Si es así quitar 0.50 (restar 0.50). En estos dos pasos se quitó un total de 1.50 (la distancia de trabajo), primero provocar que vea más claro en el rojo y así ajustar hasta llegar a quitar la distancia de trabajo. Si la retinoscopía se llevó a cabo correctamente, esta prueba puede ayudar a verificar la distancia de trabajo del optometrista.

Si todavía no vé bien el paciente, ajustar de 0.25 en 0.25 positivo o negativo, según sea el caso

www.saludvisual.info